Certificado de Eficiencia Energética

En el post de hoy de VAexclusive os hablamos del Certificado de Eficiencia Energética(CEE).

Para aquellos que no tienen mucha idea de lo que se trata este documento, es el proceso por el cuál se obtiene el certificado energético en su hogar.

En España, la entrada en vigor y obligatoriedad de este documento, esta establecida en el Real Decreto 235/2013 siendo obligatorio desde el 1 de junio de 2013, en el que se pone a disposición de compradores o arrendatarios dicho certificado.

Para la obtención de la certificación energética de su vivienda, un técnico certificador realiza una visita a su inmueble, procede a hacer el cálculo correspondiente que será reflejado en el certificado y se registra en la administración. El documento resultante de este proceso sería lo que llamamos Certificado de Eficiencia Energética.

En este documento, se recoge información sobre aspectos constructivos del inmueble y sus instalaciones, otorgándole una calificación energética en función de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera y el consumo de energía. La calificación energética obtenida en su vivienda va recogida a través de un distintivo de la “A a la G” según el consumo de energía y emisiones que tenga.

La certificación de eficiencia energética tiene como objetivo concienciar a los futuros compradores e inquilinos de la importancia de vivir en un inmueble más eficiente, fomentando así la demanda de inmuebles energéticamente eficientes. El futuro comprador podrá tenerlo en cuenta en su gasto de energía y así evitar excesos en sus facturas.

Este certificado es obligatorio para todos aquellos que deseen publicitar o poner en venta o alquiler su vivienda y que no disponga ya de su certificado energético en vigor.

Para los edificios de nueva construcción que hayan sido construidos a partir de la entrada en vigor de esta ley es obligatorio.

La calificación energética debe ser incluida en toda promoción y publicidad dirigida a la venta o arrendamiento de un inmueble.

El documento es obligatorio para todos los inmuebles exceptuando algunos como edificios o monumentos protegidos, lugares de culto, construcciones provisionales, edificios que se compran para reformas importantes o demolición.

Tiene un periodo de validez de diez años, y el propietario es el responsable de su renovación, siendo el órgano de competente de cada comunidad autónoma de certificación energética el que se encargue de establecer las condiciones específicas para su renovación.

El control de esta normativa se realiza a través de inspecciones de la administración autonómica competente, siendo sancionados con una multa aquellos que incumplan la normativa.

A continuación os mostramos como ejemplo de un Certificado de eficiencia energética original:

Certificado de Eficiencia Energética