Repasamos las cuatro sencillas claves para una decoración a la altura esta temporada.

Casi siempre ocurre que los cambios de estaciones aparecen vinculados a unas tonalidades cromáticas muy determinadas que prescriben ciertas normas decorativas durante esa temporada. Sin embargo, no solo son importantes estas apuestas de color, el conjunto ideal debe respirar la armonía en su totalidad, fuera de determinados márgenes encorsetados y el ‘full look’ debe ser la máxima a seguir.

 Llega el momento de las teselas.

Tras un periodo de transición en el que se apostaba por otros acabados para paredes y suelos, las teselas recuperan todo su valor estético. Además, se ha trasladado su ubicación de baños y cocinas a salones y estancias más sociales para resolver con acierto una súper idea. Las colecciones en tonalidades azul lapislázuli resultan potentes y seductoras.

Triunfa el mosaico multicolor. 

En la misma la línea se presentan las nuevas disposiciones cromáticas de estas pequeñas piezas que te permiten realizar todo tipo de frentes en paredes, suelos y techos.

 Papeles pintados salvajes.

Otra de las opciones para conseguir este ambiente tan impactante pasa por incluir un papel pintado superllamativo en tus espacios o habitaciones más importantes. La colección ‘Floridita’, de la diseñadora Daria Zinovatnaya, crea selvas pictóricas repletas de forestación pero en tonalidades más suaves como el rosa o el morado.

Mobiliario con personalidad.

Eso es lo que se busca para realzar estos espacios. Si te decantas por el color, fíjate que las formas sean las que determinan su característica prioritaria. Las formas curvas e incluso las líneas sencillas funcionan muy bien en este ambiente.

Infografía: https://www.woman.es/lifestyle/deco/decoracion-primavera-sofisticada